La industria audiovisual y el auge digital

Con el objetivo de ofrecer al público una experiencia completa pero que también resulte beneficiosa y rentable para el productor, el mercado audiovisual busca nuevas fronteras y lograr así un […]

Con el objetivo de ofrecer al público una experiencia completa pero que también resulte beneficiosa y rentable para el productor, el mercado audiovisual busca nuevas fronteras y lograr así un beneficios económico a través de elementos que hasta ahora se mantenían en un papel destinado solo a lo promocional.La industria audiovisual  y el auge digital

Esta nueva cuestión se analizó en la Feria Internacional de Programas para Televisión “MIP TV” que tuvo lugar en Cannes entre el 1 y el 4 de este mes de abril y en la que se trató la manera de encontrar una fórmula que ofrezca a los espectadores una experiencia diferente y completa pero que también sea más rentable para el productor.

Tanto las redes sociales como las plataformas se han consolidado en el mundo y hoy forman parte del nuevo universo audiovisual y gracias a que recién está en sus comienzos muchos productores ven aquí un mercado con un amplio margen para explotarlo en todo su potencia.

Según los expertos en el tema audiovisual y de contenidos lo interesante es tratar de crear una relación diferente con la audiencia pero hacerlo bajo los parámetros de que solo las ideas y los contenidos no son suficientes y necesario en la actualidad fusionarlas con la mercadotecnia a nivel digital.

Esta sería entonces una época magnífica para que aquellos que se dedican a contenidos desplieguen sus virtudes más creativas y llegar al público de una formar más directa aprovechando que cada día más personas consumen a través del uso de las nuevas tecnología y no tanto de la televisión, de ahí que la experiencia debe ofrecer a los espectadores un formato que le permita vivir más allá de los tradicionales formatos originales.

La estrategia de comunicación sería entonces tomar los principios del uso de las plataformas y las redes sociales pero sacarles una mayor rentabilidad a través de patrocinadores o también incluyendo servicios que sean de pago para el espectador.